viernes, 11 de agosto de 2017

Roberto Pettinato (Padre)

RobertoPettinatoPadre-320-Max
Marco Roselli
MARCO ROSELLI – LOS MALDITOS – VOLUMEN IV – PÁGINA 108
• Ediciones Madres de Plaza de Mayo

Cerró el penal de Ushuaia (Luego, en 1955, reabierto para poner presos a los peronistas) / – Retiró el uso del traje a rayas de los reclusos y comenzaron a ser llamados por sus apellidos. Anteriormente se los individualizaba con un número. / – Suprimió los grillos. / – Inauguró el régimen atenuado de disciplina. / – Creó el Cuerpo Penitenciario de la Nación. / – Propició la ley 13018 de retiros y pensión para los agentes del servicio penitenciario. / – Impulsó la creación de la Escuela Penitenciaria de la Nación destina a la formación de cuadros 
Pettinato nació en Buenos Aires un 3 de setiembre de 1908.

Desde muy joven fue un apasionado al deporte, más precisamente a la lucha.

En la década de 1930 se lo conoció como el famoso máscara negra, quien en un histórico combate protagonizado con máscara roja fue derrotado y delante del público debió sacarse la máscara.

Ingresó al servicio penitenciario a partir de 1933.

Posteriormente en el año 1939 es designado en la dirección General de Institutos como jefe de seguridad interna del penal de Ushuaia. Tiempo después, ya en Buenos Aires, ocupará la Subdirección de la Penitenciaría Nacional.

Durante el gobierno del General Juan Domingo Perón, Roberto Pettinato accede, a comienzos de 1947, al cargo de Director General de Institutos Penales.

Es dable aclarar que con la presencia de Roberto Pettinato como jefe máximo, se produce un punto de inflexión en la vida del servicio penitenciario nacional.

Esto se debió a su concepción humanista, además sostenía que las cárceles tenían que ser adecuadas para la reeducación del preso.

Con respecto a la gestión de Pettinato al frente de la Dirección General de Institutos Penales, el mismo realizó los siguientes cambios revolucionarios:

Cerró el penal de Ushuaia (Luego, en 1955, reabierto para poner presos a los peronistas)
Retiró el uso del traje a rayas de los reclusos y comenzaron a ser llamados por sus apellidos. Anteriormente se los individualizaba con un número.

Suprimió los grillos.

Inauguró el régimen atenuado de disciplina.

Creó el Cuerpo Penitenciario de la Nación.

Propició la ley 13018 de retiros y pensión para los agentes del servicio penitenciario.

Impulsó la creación de la Escuela Penitenciaria de la Nación destina a la formación de cuadros superiores de la institución.

En la excelente gestión, al frente del servicio, fue asesor técnico del Ministerio de Justicia en materia carcelaria.

Más tarde concurre como delegado oficial al X Congreso Penal de la Haya. Participó en el Segundo Congreso de Criminología de París, fue invitado al Primer Congreso Internacional de Cárceles y Capellanes.

Entre otras funciones fue asesor de Naciones Unidas en su Departamento de Cuestiones Sociales para la Prevención del Delito. Posteriormente fue presidente del Grupo Latinoamericano de Formación, Reeducación y Tratamiento de los Delincuentes.

En su vasta trayectoria publicó diversos libros en materia penal:
– Acción penitenciaria argentina.
– Régimen de visitas para reclusos casados
– Nuevos horizontes del régimen penitenciario argentino
– Bases para el servicio penitenciario nacional.

Roberto Pettinato fue director del servicio hasta el golpe de la “revolución fusiladora” en 1955.

El 17 de noviembre de 1972 integró la comitiva que trajo de regreso a la Argentina a Perón, después de 17 años de proscripción.

Falleció el 11 de agosto de 1993 y por Decreto Nº 1633 del 22/12/05 del Presidente de la Nación, se dispuso la denominación de Roberto Pettinato a la Academia Superior de Estudios Penitenciarios.

Fuente: Nac & Pop